¿Quieres que te llamemos?

captcha

¿Compartir o no Compartir?

Hace días escribímos sobre FourSquare y un poco antes sobre la competencia que le iba a hacer Lugares de Facebook. Esto provoco un debate interno en Coexia sobre compartir en las redes y la privacidad. ¿Dónde está el límite de compartir y poner nuestra vida o hábitos al alcance de todos? Hemos querido llevar este debate a Nuestro Diario Web.

Según los anti-redes (según Moisés)

La red es útil, sí pero no todo el mundo la usa para buenos fines y realmente damos información de:

  • Que hacemos, que sitios frecuento, lugares en los que hago Check-in, donde vivo y cual es mi zona o mi barrio.
  • Si no configuro bien mis perfiles, se puede saber mi CV, mis amigos, donde trabajo.
  • Si estoy de vacaciones y twitteo poniendo fotos y comentarios se sabe en tiempo real que no estoy en casa.
  • Luego también te pueden comprometer según con quien vayas, si tus amigos suben fotos de fiestas y momentos divertidos pero que pueden dar lugar a malos entendidos….

Todo esto puede provocar o ser usado en contra de uno y verte en algún marrón:

  • Padres, Jefes, Novias, Esposas que con cierta celosía y un punto de desconfianza descubren cosas que no les acaban de gustar.
  • Esto ya es más rebuscado, cacos o ladrones que esperan el verano para entrar en casas y desbalijarlas. Secuestradores,…. ya ni lo quiero ni pensar, tengo hijos y me da muy mal rollo.

Yo soy una persona abierta y que suele comentar con sus amigos casi todo. Pero el problema que veo de compartir en la red no es que sólo compartes con amigos sino que mucho queda de dominio publico. Ya no es sólo que tus datos los tengan empresas, sino que tus perfiles no están siempre bien configurados por tu despiste o porque es el funcionamiento implícito de la propia web.

Soy un fan de Internet y de sus virtudes pero me da un poco de miedo lo translucidos que nos estamos volviendo.

La opinión de los pro-redes (según Ricard)

Ciertamente puede parecer “peligroso” pero creo que uno tiene que marcarse sus propios límites.

Cada persona será un caso y estará en una situación distinta, por lo que no voy a generalizar. Como comenta Moisés, lo fundamental es tener un perfil bien configurado. Un perfil (facebook, twitter…) que te permita estar protegido, que sepas quien te va a poder leer y quien no.

Además creo debemos enfocar la privacidad en Internet desde ambos puntos de vista, la web como la conocemos, el famoso 2.0 está creando un sin fin de posibilidades.

¿No es fantástico que alguien de San Francisco pueda ver lo que hace otra persona en Singapur en tiempo real?

Es innegable que las redes sociales han acortado las distancias, que han hecho que los viajes puedan hacerse desde casa y que todo el mundo esté conectado con tan solo un par de clicks. Gracias en parte a la gente que no ha tenido problemas en compartir sus fotografías, sus viajes y sus anécdotas.

La vida social vende, y mucho. Saber qué hacen tus amigos o con quienes salen es la piedra angular de facebook. Con una atronadora cifra de 500 milones de usuarios registrados, donde la mitad entra cada día.

No creo que usar las redes sociales sea peligroso, siempre y cuando leas todos los detalles sobre la privacidad en tus perfiles.

Tu opinión

¿Compartes tu vida en la red?

¿Te gustan las redes sociales?

Un Apple believer y un Google follewercete. Trabaja intentando divertirse o por lo menos lo intenta y siempre con la mente abierta y los pantalones bajados.

Etiquetas:

Deja tu comentario

* Campos Obligatorios.
** No será visible ni lo usaremos.